Reglas para acelerar tu metabolismo

87ae5de0-c6b1-11e4-868c-1d7855a3cb68_468394499

La palabra metabolismo es de origen griego y quiere decir “cambio”, “transformación” o “evolución de algo”. El metabolismo se refiere a la energía que nuestro organismo gasta solo por estar vivo. Esto incluye todas las funciones vitales que realiza día a día: respiración, latidos del corazón, función cerebral, mantenimiento de temperatura corporal, digestión etc.; además de todas las reacciones a nivel bioquímico que ocurren dentro de nuestro cuerpo para lograr un equilibrio.

El metabolismo es distinto en cada persona y las causas de esto son variadas: factores genéticos, baja masa muscular, ayunos prolongados, dietas muy estrictas, exceso de grasa corporal, alimentación inadecuada y desequilibrio hormonal, entre otras.

Para analizar el comportamiento de nuestro metabolismo, la calorimetría indirecta es un método muy efectivo. Mediante nuestra respiración, un aparato especial mide el requerimiento real de calorías de cada persona; además nos indicará el porcentaje que define si nuestro metabolismo es lento, normal o rápido.

Existe cierto margen de maniobra para poder mejorar la velocidad del metabolismo; entre más rápido sea, más calorías seremos capaces de quemar. Por esto, hoy te muestro algunos tips que te pueden ayudar:

1.  No te saltes el desayuno: este alimento del día aumenta el gasto calórico del organismo y lo despierta, logrando así acelerar el metabolismo. Por lo tanto, date tiempo para desayunar bien todas las mañanas; si no lo haces, durante el día gastarás menos calorías y comerás más en las siguientes comidas.

2. Di no a las dietas estrictas: estas no te ayudarán a cambiar hábitos; además el organismo, como mecanismo de supervivencia para auto conservarse, ralentizará el metabolismo.

3. Incorpora a tu dieta diaria vitaminas y minerales como vitamina C, complejo B, calcio, magnesio, hierro, cobre y zinc; estos nutrientes activan las enzimas y ayudan a la combustión de los alimentos.

4. Toma té verde: además de ser un excelente antioxidante es un gran acelerador del metabolismo; acostúmbrate a tomar una taza después de cada alimento.

5. Come cinco veces al día: no dejes que pasen más de cuatro horas entre alimento y alimento; esto te ayudará a mantener tus niveles de insulina y glucosa estables, y absorberás menos de lo que comes.

6. Controla las grasas que consumes: se queman más calorías al consumir alimentos sin grasa, porque las proteínas y los carbohidratos generan más energía en combustión.

7. Realiza ejercicio anaeróbico: las rutinas de musculación y carga te ayudarán a desarrollar músculo; ahora, entre más músculo tengas más calorías gastarás, ya que este es un tejido metabólicamente activo.

8. Realiza una rutina de 45 minutos de ejercicio cardiovascular por lo menos tres veces por semana, para mantener elevada la velocidad del metabolismo durante casi doce horas.

9 Realiza cambios en tu rutina: los músculos se acostumbran rápidamente a los ejercicios, por lo que trata de modificar tus entrenamientos, así como la intensidad con que los haces.

10. Varía tu dieta: el organismo fácilmente se acostumbra a lo repetitivo y esto estanca el metabolismo; no es recomendable desayunar, comer y cenar siempre lo mismo. La dieta es más nutritiva y efectiva si es variada.¡

11. Cantidades de comida: obviamente, tu organismo funciona mejor con alimentos que sin ellos. Sin embargo, aprende a seleccionar los alimentos por su volumen y sus bajas calorías. Las frutas y las verduras son una muy buena opción.

12. Si puedes, incluye en tu dieta especias y alimentos como chile, jengibre, curry, pimentón, pimienta, mostaza, etc. Estos aumentan el gasto metabólico, ya que aceleran la combustión y actúan como quemadores naturales de grasa durante la digestión.

13. Consume algo antes de dormir: el ayuno por tantas horas no es recomendable; algo ligero, de preferencia alguna proteína, funciona muy bien (el yogurt, por ejemplo).

14. Cuida el consumo de alcohol: este tiene muchas calorías y hace que la glucosa se eleve; ésta, en exceso, se convierte en grasa en el organismo.

15. Bebe agua: el lograr consumir las cantidades suficientes de agua diariamente (dos litros), es un modo sencillo de quemar calorías y acelerar la digestión.

16. La constancia es muy importante: acelerar el metabolismo no es una tarea rápida. Crear nuevos hábitos alimenticios y de entrenamiento, finalmente será lo que logre activar y estimular tu metabolismo.

Como puedes darte cuenta, el metabolismo está relacionado directamente con lo que hace nuestro cuerpo. Cuando buscamos perder peso, lo más efectivo es tratar de estimular y activar el metabolismo antes que reducir las calorías que consumimos. Lograr acelerar el metabolismo evita los efectos rebote de las dietas, además de que hace que sea la grasa y no la energía lo que desaparezca del cuerpo.

Recuerda… ¡tú generas el cambio!

Fuente: https://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/vida-sana/reglas-acelerar-metabolismo-231153457.html

Bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>